Obviamente, el nivel de inversión para la naturalización por excepción es elevado, sin embargo existe la posibilidad de obtener la residencia permanente en Chipre a través de la inversión. Específicamente los ciudadanos no comunitarios son elegibles para la residencia permanente en Chipre, lo que les permite vivir en Chipre y automáticamente los procedimientos de visado se simplifican para viajar al resto de la Unión Europea. Además, después de ser residente en Chipre durante 7 años, el titular del permiso de residencia permanente es elegible para la obtención de la nacionalidad chipriota.

Los requisitos económicos para la obtención del permiso de residencia permanente son los siguientes:

  • Ingresos de un mínimo de 30.000 euros por año de fuentes fuera de Chipre (aumentado en 5.000 euros por cada hijo a su cargo y de 8.000 euros por cónyuge a su cargo).
  • Título de propiedad para la compra o un contrato debidamente formalizado para la adquisición de bienes inmuebles por valor de 300.000 euros, donde al menos 200.000 euros han sido íntegramente desembolsado.

A raíz de una decisión del Consejo de Ministros cuando se cumplen los criterios anteriores y no hay razones políticas públicas suficientes para rechazar una solicitud, el permiso de residencia permanente debe ser emitido dentro de los 2 meses de la aplicación.