Chipre es un lugar ideal de residencia no sólo para los ciudadanos no comunitarios que deseen acceder a la UE, sino también para los nacionales de la UE que deseen beneficiarse del sistema altamente competitivo de los impuestos para los residentes no domiciliados.

  • 50% Exención del IRPF cuando los ingresos recibidos son superiores a 100.000 euros al año.
  • Estado de No-Dom excluyendo a los residentes no domiciliados de la Contribución Especial de Defensa (impuesto aplicado en dividendos, intereses y los ingresos por alquiler).
  • El 100% exención de impuestos sobre las plusvalías de bienes inmuebles comprados hasta 31 de diciembre de 2016.
  • Exención del 50% en las tasas de transferencia exigibles por la compra de bienes inmuebles.